El legado de Juan Ga

Juan Gabriel ha sido uno de los cantantes y compositores más importantes de México. Su éxito ha transcendido fronteras, generaciones y clases sociales. En México se comenta que casi todos los ciudadanos se saben por lo menos 3 canciones: 1) El himno nacional 2) Las mañanitas 3) Una de Juan Gabriel. La cantautora Julieta Venegas confesó recientemente, “Juan Gabriel ha estado en cada etapa de mi vida,” algo que la mayoría de los mexicanos comparten con ella. Pero, la historia de la vida de Juan Gabriel es tan asombrosa como su éxito.

Un comienzo difícil

Alberto Aguilera Valadez nació el 7 de enero de 1950 en Parácuaro, Michoacán, México. Fue el décimo hijo del matrimonio entre el arriero, Gabriel Aguilera y la campesina, Victoria Valadez. Cuando Alberto tenia apenas 3 meses de nacido sucedió una tragedia: su padre incendió unas tierras ajenas accidentalmente, lo cual desató sus nervios, y provocó que tratara de ahogarse en el rio. Gabriel sobrevivió, sin embargo, fue llevado a la cárcel y después internado en un hospital mental en la ciudad de México. No se sabe si el señor Gabriel escapó o si ahí murió, su familia jamás supo de el. Este incidente causó muchos problemas en la familia de Alberto por lo cual, al poco tiempo, la madre de Alberto decidió huir a Ciudad Juárez con todos sus hijos.

En Ciudad Juárez, Victoria comenzó a trabajar como sirvienta en una casa y se dio cuenta de que ya no podía cuidar a su hijo menor pues este era muy travieso y le causaba problemas con la patrona. Así pues Victoria decidió internar a Alberto en una escuela de mejoramiento social a los 5 años de edad. Alberto extrañaba mucho a su madre y anhelaba salir del internado. Sin embargo, su estancia ahí fue productiva pues fue donde conoció a Juan Conteras, el maestro que le enseñó a cantar y a tocar la guitarra.

El camino hacia el triunfo

A los 13 años Alberto aprovechó que le tocó tirar la basura para escapar del internado, buscó a su madre y se fue a vivir con ella. Alberto cantaba y escribía canciones por las noches mientras que en el día se dedicaba a lavar carros o a servir y lavar trastes en restaurantes. Como su madre contaba con muy poco dinero y no le gustaba que su hijo se desvelara componiendo canciones, Alberto decidió irse a vivir solo a los 16 años de edad. Así Alberto empezó a cantar en coros de la iglesia, restaurantes, bares y centros nocturnos aunque a veces no lo dejaban cantar por ser menor de edad. Uno de estos centros nocturnos, el Noa Noa, quedó inmortalizado en una de sus canciones después. Durante este tiempo Alberto utilizaba el nombre artístico de Adán Luna.

Al poco tiempo, Alberto decidió ir a probar suerte en la ciudad de México, tocó la puerta de varias disqueras pero todas lo rechazaron argumentando que no necesitaban mas baladistas y que sus canciones eran demasiado sencillas. Así Alberto regresó a Juárez donde permaneció un poco tiempo cantando por los noches y trabajando de día lavando la ropa de prostitutas. Otra vez se fue a la ciudad de México y esta vez consiguió trabajo como corista de varios artistas. Todo marchaba bien, hasta que un día tras asistir a la fiesta de una amiga, Alberto fue acusado injustamente de un robo y encerrado en la cárcel Lecumberri donde permaneció un año y medio.

Éxito Inmediato

Su estancia en la cárcel no fue del todo desafortunada pues Alberto se volvió amigo del director del penal quien, conmovido por su historia, lo presentó con la cantante Enriqueta Jiménez, “La Prieta Linda.” Impactada por el talento del jovencito, la Prieta Linda abogó ante al juez para liberar a Alberto y este determinó que no había suficientes pruebas para retenerlo. Después de su liberación, La Prieta Linda acompañó a Alberto a RCA Víctor donde nuevamente adicionó y fue aceptado. Así el joven cantante firmó un contrato con la disquera bajo el nombre artístico de Juan Gabriel (Juan por su maestro y Gabriel por su padre). Su primer álbum, El Alma Joven, salió en 1971 y tuvo como primer sencillo, “No Tengo Dinero.” El éxito fue inmediato. Juan Gabriel recibió disco de oro por altas ventas y la Prieta Linda grabó una sus canciones, “Noche a Noche.” Le siguieron otros artistas como Roberto Jordán, Estela Núñez, Angélica María, José José y Roció Dúrcal, entre muchos otros.

Con la ganancia de sus altas ventas, Juan Gabriel le compró a su madre la casa donde ella trabajaba como empleada domestica. Desafortunadamente, la madre de Juan Gabriel sólo disfrutó tres años del éxito de su hijo pues murió de un ataque al corazón en 1974. Naturalmente, esto le causó un gran dolor a Juan Gabriel y fue la inspiración de su canción, “Amor Eterno,” que se volvió un clásico de la canción ranchera y que es frecuentemente tocada en entierros en todo México.

Reconocimiento

El éxito de Juan Gabriel incrementó durante los años 80, y 90 y siguió vigente en los 2 miles. El numero de artistas que grababan y cantaban sus canciones crecía cada vez más, su hit, “Querida” permaneció más de un año en el puesto número uno de las listas latinas, los boletos para ir a sus conciertos se agotaban, y él escribía y cantaba los temas de entrada de las mejores telenovelas mexicanas (El camino secreto, El extrano retorno de Diana Salazar, Te sigo amando, Abrazame muy fuerte, etc.). Además se convirtió en el primer cantante popular en presentarse en el Palacio de Bellas en 1990. En 1986 el alcalde de Los Ángeles instituyó el 5 de mayo como el día de Juan Gabriel. Entre los premios que Juan Gabriel ha recibido se encuentran un Grammy por su trayectoria artística, 17 premios Billboard, 11 premios Lo Nuestro, un premio MTV, 2 premios de la ASCAP como compositor del año, entre muchos otros. Juan Gabriel fue instalado en el Paseo de la Fama en Hollywood en el 2002.

La vida de Juan Gabriel no estuvo alejada de la controversia. A mediados de los 80, empezó un pleito legal con su disquera por el cual duró 8 años sin grabar. Los gobiernos de México y Estados Unidos lo persiguieron por no pagar sus impuestos. Su peculiar estilo para bailar con el que cautivó a millones de personas, fue motivo de especulaciones sobre su orientación sexual por parte de la prensa. Juan Gabriel siempre fue discreto con su vida privada y cuando un periodista le preguntó abiertamente si era o no gay, Juan Gabriel simplemente respondió, “Lo que se ve no se pregunta.”

Sin embargo, ningún escandalo o especulación pudo opacar su gran talento. Juan Gabriel volvió a presentarse en el Palacio de Bellas Artes en 1997 y en 2013. Su música fue la inspiración para la película, “¿Qué le dijiste a Dios?” y los artistas más exitosos del nuevo milenio como Thalía, Mana, Jaguares y Julieta Venegas, siguieron grabando sus canciones. El ultimo disco que Juan Gabriel grabó fue Los Dúo donde cantó 12 de sus canciones favoritas al lado de los artistas Latinos más famosos del momento como Marc Anthony, Natalia Lafourcade y Marco Antonio Solís, entre otros. En 2016, Juan Gabriel grabó un cover de “Have You Ever Seen the Rain?” de Creedence Clearwater Revival, canción que fue incluida en el disco, Quiero Credence. En este mismo año se encontraba haciendo su gira, México es todo, la cual desafortunadamente no pudo terminar pues murió de un ataque al corazón el 28 de agosto.

Su muerte y legado

La muerte de Juan Gabriel conmocionó a todo México y a otros países de habla Hispana. El presidente de México expresó su pésame públicamente y ordenó que se le conmemorara en el Palacio de Bellas Artes. De igual manera, los presidentes de Venezuela y Estados Unidos expresaron su pésame vía las redes sociales.

Tras su muerte Juan Gabriel deja 66 discos, más de 100 millones de copias vendidas, más de 1,500 canciones registradas y dos películas y una serie de televisión basadas en su vida. Los temas “Se me olvido otra vez,” “Amor eterno,” “Inocente pobre amigo” “Costumbres” y “Mi fracaso,” se han vuelto canciones clásicas de la música mexicana. Los artistas del nuevo milenio aseguran que Juan Gabriel fue una de sus grandes influencias. “Yo siempre quise ser compositora y tuve a Juan Gabriel como un modelo a seguir,” compartió la cantautora Julieta Venegas. “Sin el, yo no seria lo que soy,” confesó el cantante Marc Anthony. El éxito de Juan Gabriel es todavía más impactante si se consideran su humilde origen, la temprana perdida de sus padres y su injusto encarcelamiento. Sin embargo, el pudo superar todos los obstáculos gracias a su actitud optimista y su gran confianza, “Siempre tuve la certeza de que iba a ser muy famoso, muy importante,” dijo en una ocasión.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s